dissabte, 13 d’octubre de 2012

Los problemas con la imagen son culpa de la inseguridad. Punto. No quiero empezar a despotricar ni echar las culpas a nadie. Sólo diré que ahora mismo un comentario sobre mi cara me ha dolido. Mucho. Muchísimo. No entiendo por qué me duele tanto una simples palabras. Es como si su eco me golpera. Lo único que me han dicho es que tengo la cara muy gorda. Sólo eso. Luego me han
 dicho que era broma. Me cabreé y dije a la persona que ni me hablara. He tenido una discusión sólo por eso. Ahora hay mal rollo en el ambiente. Lo he provocado yo, por niñata. A la persona del comentario le dije que la culpa de todo eso era suya, por no tener la boca cerrada y que si lo ha dicho es porque es verdad, le dije que era un asqueroso y que me dejara de hacer la pelota (luego trató de arreglarlo y eso aún me dio más rabia). LA ASQUEROSA SOY YO. Primero por enfadarme, segundo por ser una vaca de cara gorda. Tendria que tener esta cara, asi seguro que me veria genial. That's for sure: