diumenge, 15 de juliol de 2012

El sábado salí de fiesta. Hacia 4 meses que no salía ni que veía a nadie. Algunas amigas se han enfadado conmigo. Las entiendo. En estos mese he evitado quedar y ver a la gente. Las cosas es que no tenia ánimos de fingir alegría. Estar de buen humor y jugar a la niña simpática me cansa más que una hora de footing. Poco a poco voy retomando el contacto con la gente. Me siento rara cuando la gente busca consuelo en mi. Como soy tan dulce y comprensiva ante los ojos de los demás la gente se desahoga conmigo y me cuenta sus problemas. Por lo visto, se me da muy bien consolar. La verdad es que me gusta sentir que la gente me quiere a su lado, que soy su "placebo". Yo también tengo el mio: el footing y la cafeína. Las cosas en casa no están bien, el único que trabaja es mi hermano y yo sin apenas experiencia no sé que voy a hacer.

Por qué he acabado escribiendo esto? volveré al sábado...de lo que quería hablar esta vez era de hombres! sólo escribí una entrada sobre un chico hace mil, así que ya toca sacar un poco este tema. No soporto los chulazos tipo killo, puajjj. Por suerte no soy el tipo de esos (bueno de esos ni de ninguno, para que engañarnos XD)
Sobre las tres de la madrugada, mis amigas y yo nos metimos en un local en el que echan rock, heavy y electrónica en general. A pesar de nuestra apariencia de niñas buenas es la música y el ambiente que nos va. Fue muy divertido entrar allí con nuestros vestiditos (yo y una de mis mejores amigas íbamos con un vestidito blanco...el ambiente allí es bastante oscurillo, todo el mundo va de negro y con looks digamos más agresivos como yo solía tener hace unos años) la cosa es que mientras bailaba con mis nenas (si a eso se le podía llamar bailar) mis ojos se posaron en un chico tatuado con un parecido increíble a Bradley Soileau, el chico que sale en dos de los vídeos de Lana del Rey, mi cantante retro-pastiche favorita del momento. Dios que tío no podía parar de mirarlo, delgadito pero bien definido, vaqueros estrechos, zapatillas y camiseta de tirantes negra que dejaba ver bien sus bracitos tatuados y encima se movía genial. El tío se dio cuenta de que le miraba, y de vez en cuando se fue moviendo cerca de mi grupo (supongo que le molaría mi amiga, una pelirroja de ojos azules guapísima y de 47 kilillos, ella y otra de mis amigas, una morenaza con unas tetas naturales impresionantes y cara de niña buena son las estrellas del grupo) la cosa es que no dijo nada a ninguna. Mentalmente pensé "si el tío se me acerca y me dice algo, no lo desaprovecharé..." no suele pasarme, pero alguna vez algún tío guapo se me ha acercado (cuando ha pasado me quedaba tan sorprendida que me bloqueaba y hasta pensaba que iba drogado y que en realidad miraba a un pibón en vez de a mi XD)


Soy increíble, no me puedo creer que haya escrito todas las tonterías de ahí arriba. En realidad quería escribir sobre otras cosas, cosas que me preocupan y de como me había ido en estos 15 días que no actualizaba. Me evado incluso aquí, hay cosas que me cuesta decir a mi misma y quiero sacarlas escribiendo pero incluso de esa forma me cuesta. Lo intentaré otro día. No he mencionado para nada la comida y el peso...qué raro.