dimecres, 11 d’abril de 2012

Hasta pronto, Café.


Querido café:

En este tiempo que hemos estado juntos has sido un amante magnifico: has sabido darme placer como ningun otro, adoro no sólo como hueles sino también tu precioso y redondo cuerpo moreno. Haces que el corazón me vaya a 100 por hora y siento un cosquilleo en el estómago cada vez que entras en mi.
Si embargo lo nuestro no puede ser. Me he dado cuenta de que el descafeinado me conviene más. Es verdad que no me siento tan despierta ni llena de energia cuando estoy con él como lo estoy contigo pero me ha ofrecido una vida estable y tranquila. Con él no me entran ganas de comer. Además dicen los rumores que favoreces la absorción de hidratos en el organismo y yo lo que quiero es quemarlos baby.

No me veo capaz de decirte adios asi que lo dejaré en un hasta pronto.

Siempre te querré.