divendres, 5 de febrer de 2016

Necesito un respiro de mi misma. Tengo rachas en las que estoy bien y me siento fuerte para superar mis problemas de autoestima pero en otras me hundo. Me hundo muy fácil. Siempre trato de nadar hacia la superficie pero cansa mucho, pero algo siempre me tira hacia abajo, hacia el fondo y tengo que luchar y luchar, nadar hacia arriba. Sé que va a ser así toda mi vida. Me levanto y digo "hoy voy a ser normal, voy a actuar normal y a pensar normal". No quiero ser una persona simple, pero tener un mundo interior que te destroza tampoco. En fin, seguiré nadando hacia arriba, para poder ver la luz, para poder respirar.