dissabte, 15 de febrer de 2014

I'm tired of feeling like I'm fucking crazy

And God said “Love Your Enemy,” and I obeyed him and loved myself.” 
                     -Khalil Gibran

("Y dios dijo: "Ama a tu enemigo" y yo le obedecí y me amé a mi mismo")

No puedo decir que me ame a mi misma, pero estoy tratando de madurar. Llevo meses sin atracarme y vomitar, ya no sé cuando fue la última vez que lo hice. Hay cosas en las que he ido mejorando sin embargo en otras no. Por ejemplo estoy tratando de volver a reunirme con mis amigos de siempre, de hoy ha sido genial, sentir que se alegran de verte y hacerte notar que te han echado de menos, me hacen sentir querida y cuando la gente te hace sentir querida te dan ganas a ti también de hacer sentir bien a los demás. Me da un poco de vergüenza decirlo, pero mi cambio de actitud se debe a un articulo que leí en una revista digital, en el que una enfermera de enfermos terminales relataba las 5 cosas de las que solían arrepentirse antes de morir y eran estos:

1.Ojalá hubiera tenido el valor de vivir una vida fiel a mi mismo, no la vida que otros esperan de  mi.
2.Ojalá no hubiera trabajado tan duro.
3.Ojalá hubiera tenido el valor de expresar mis sentimientos
4.Ojalá hubiera estado en contacto con mis amigos.  
5.Ojalá me hubiera permitido a mi mismo ser más feliz.

Los puntos 4 y 5 son los que más me han llegado, especialmente porque yo misma solía alejarme de la gente. De hecho la parte en la que no he cambiado es que ahora rehuyo situaciones en las que requiera conocer gente nueva, ir a la playa o ponerse un bikini y salir de fiesta.Muchas veces lloro por las noches porque siento que estoy dejando mi vida escapar y que no tengo ningún objetivo concreto en mi vida. Últimamente y no sé porqué he pensado que me gustaría poder a llegar a tener una pareja estable y un par de niños, me he imaginado curada totalmente de mis miedos y tonterías y me he visualizado en un trabajo en el que se me respeta y me da el tiempo suficiente para dedicarme a las cosas que me gustan, ahorrar y viajar. Cuando fantaseo estas cosas me siento feliz. No creo en el matrimonio ni en el amor verdadero ni en el "felices para siempre" y no creo que nunca llegue a tener un buen trabajo ni una vida cómoda, pero tengo mucha imaginación y vivo de ella, fantaseo un montón de cosas que me ayudan a escapar de mis miedos y momentos tristes.

Estoy tratando de aliarme con mi enemigo, no lo voy a amar pero aprenderé a dejarlo vivir lo mejor posible. Me centraré en las personas y pequeñas cosas que me ayudan a olvidar todo y como dice Lana del Rey en su canción, cuando esté en guerra conmigo misma, simplemente viajaré.

PD) Ayer pasó algo casi milagroso, estuve a punto de caer en el atracón (me sentía mal animicamente), cogí la badeja de la nevera donde estaba la tarta de galletas, nata y flan que sobró del cumple de mi hermano y comí unas cuantas cucharadas, estaba decidida a comer hasta rebentar pero a la 5 cucharada de repente paré, mi cabeza dijo: NO!. No quería tarta, no tenía hambre. Guardé la tarta en la nevera me limpié la boca, me tomé un vaso de agua y me puse a mirar una serie en el ordenador. Me olvidé hasta de cenar horas más tarde. Aún no me creo que fuera capaz de parar, fue la primera vez.