divendres, 10 de febrer de 2012

Hambre...de palabras


Llevo un tiempo escribiendo en fotolog para expresarme y comunicarme con otra gente que pasa por lo "mismo" que yo, sin embargo con los cambios que los administradores han hecho he tenido varios problemas, uno de ellos el límite de espacio que espero que se solucione pronto. Esto me recuerda el telegrama que Sally Bowles recibió de su padre en la película Cabaret :

"-He esperado hasta las 10. Al volver me he encontrado con esto: "Querida Sally: Lo siento. Cambio planes última hora. Escribo. Besos.” Diez palabras exactas, a partir de ahí cuesta más. Mi padre piensa en estas cosas. Si tuviera lepra, el telegrama sería: "Valor, hija. Espero sinceramente no se te caiga nariz. Besos."

No me gusta que pongan límites a mis pensamientos, ni a como pueda o deba expresarme (me parece algo fuerte que no pueda escribir por ejemplo la palabra "mierda" o "joder" u otras palabras no consideradas de buena educación cuando sólo basta con poner esas palabras en google y uno puede ver de todo, incluso cuando se busca inocentemente sobre cualquier asunto siempre salen cosas que uno desearía no haber visto...y yo en cambio no puedo escribir un simple joder). Me ha dado rabia ver que han borrado todo los comentarios de mi libro de visitas, comentarios muy importantes para mi. Han invadido mi espacio, siento como si hubieran entrado en mi diario y hubieran arrancado todas las páginas. Por eso ahora escribo en este nuevo cuaderno.