divendres, 11 d’octubre de 2013

Ego

No sé si puedo decir que estoy mejorando. Por un lado quiero dejar de pensar en estar delgada o no engordar pero por el otro no puedo, saber que estoy delgada (aunque bastante fofa para mi desgracia) me da seguridad. No quiero que mi autoestima o mi valía sólo se centre en mi cuerpo, por eso trato de tener un buen carácter a la vez. Me cuesta estar mucho tiempo seguido en compañía de gente, cuando estoy unas cuantas horas rodeada de gente tengo ganas de estar sola un rato y cuando estoy demasiadas horas a solas conmigo misma necesito urgentemente la compañía de alguien. Últimamente estoy descubriendo mi yo más competitivo, especialmente en clase me da rabia si alguien hace algo mejor que yo o si alguien saca mejores notas. Yo quiero ser ese alguien. Sé que pensar así no está bien. Uno tiene que dar lo mejor de si mismo pero no para ser simplemente mejor que otra gente pero no lo puedo evitar, me viene de repente. 

El tema del peso....ni idea, desde agosto que no me peso. Entro en mis pantalones de siempre y de momento eso me vale. El otro día me fui de tiendas y me di cuenta de que las tallas en Stradivarius son muy pequeñas. Cogí un pantalón en principio con una cintura muy pequeña y di por hecho que era de la 34 pero para mi sorpresa era de la 38. Cogí una 40 y dudaba de que me fuera a entrar. Por si acaso ni me los probé. Mis pantalones de la 38 son más grandes. Nunca había visto nada así. Muchas veces veo pequeñas diferencias entre tallas de distintos pantalones en una misma tienda (la 38 de este pantalón me queda mejor que la de este otro o no me entra) pero algo tan exagerado en la vida.